Pronunciamiento del director del programa Contravía, Hollman Morris, y su equipo periodístico a propósito del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Jueves 5 de mayo de 2011, por Contravía TV

Cuando se cumple una jornada mas sobre la libertad de prensa queremos hacer un llamado de análisis y denuncia sobre la situación de persecución y desprestigio vivido por la prensa independiente a manos de los servicios secretos conocidos como DAS, durante la administración del expresidente Álvaro Uribe.

1 Es claro para las diferentes organizaciones de prensa colombianas que la persecución ilegal llevada a cabo por el DAS, conocida como el caso de las "chuzadas"; contra ong’s,magistrados, lideres sociales, de oposición y periodistas, constituye uno de los más graves atentados a la libertad de expresión de que se tenga noticia en el país en las últimas décadas.

2 Esta persecución también tuvo como objeto a diferentes medios independientes como es el caso de nuestro programa de televisión CONTRAVÍA, y otros medios y portales pertenecientes en su mayoría a organizaciones de Derechos Humanos, convirtiéndose así, en un atentado a la libertad de prensa.

3 El último informe de la Relatoría para la libertad de expresión de la OEA es claro en señalar que las investigaciones realizadas por la Fiscalía, Procuraduría y los mismos medios “tienden a mostrar (la existencia de) una política sistemática y sostenida de persecución, por parte del principal organismo de inteligencia del Estado colombiano, dirigida a vigilar, desprestigiar e intimidar a algunos de los periodistas más críticos del gobierno del Presidente Álvaro Uribe Vélez”.

Dicha persecución tuvo, y tiene hasta el día de hoy, graves repercusiones sobre nosotros, nuestras familias y el programa periodístico que yo dirijo.

4 Expresamos nuestra preocupación porque aun hoy, ni la sociedad colombiana ni sus víctimas directas, sabemos quién es el autor intelectual de la cacería ilegal por parte del DAS contra los periodistas y su trabajo. Por el contrario, observamos cómo el expresidente Álvaro Uribe, en contravía a su posición de exmandatario colombiano, en lugar de impulsar el cumplimiento de la ley, hace lo que esté a su alcance para que en este caso no se descubra la verdad, haciendo un llamado a personas investigadas para que pidan asilo.

5 Desde nuestro proyecto periodístico CONTRAVIA hemos aportado pruebas, videos y nombres que hasta el día de hoy no sabemos si han sido tenidas en cuenta por la Fiscalía. Una de esas pruebas: los nombres y el video de dos individuos que nos seguían y hacían parte de la estructura del G3, y que estamos convencidos saben quién dio las ordenes para seguirnos y amenazarnos.

6 Con paciencia los periodistas esperábamos que en el día de ayer la Fiscal General de la Nación pudiera decirnos, por fin, quién está detrás de las amenazas y la persecución ilegal de la que fuimos objeto estos años, tal anuncio no llegó. Por eso es que respetuosamente le pido a la fiscal Viviane Morales una cita para que me atienda junto a mis abogados y nos comente el estado de la investigación.

7 Frente al proceso que se adelanta contra el expresidente Álvaro Uribe en la Comisión de acusaciones por el caso "chuzadas", esperábamos que por ser víctimas en este proceso se nos hubiera tenido en cuneta. Pero eso no ha sucedido, por lo tanto, nos vimos obligados, siendo ya esto una ofensa, a presentar una tutela para que nuestro testimonio sea tenido en cuenta.

Dicha tutela ordena investigar disciplinariamente a la Comisión de acusaciones de la Cámara de Representantes por esta omisión, y la obliga a responder en las próximas 24 horas si nuestra versión será tenida en cuenta.

8 Las amenazas y la propaganda negra continúan.

Desde mi salida del país en agosto del año pasado pedí al Ministerio del Interior seguridad para mi hermano Juan Pablo Morris, quien se quedó a cargo del proyecto periodístico. Han pasado 8 meses sin que la seguridad prometida se cumpla. En cambio, las amenazas continúan y las campañas de desprestigio de la misma forma.

9 Hemos tenido toda la paciencia para esperar una respuesta favorable en este sentido, sin embargo no hay ninguna señal para que la seguridad prometida llegue de una manera diligente. No han importado los mensajes de la CIDH, de la Defensoría del pueblo, ni de organizaciones de prensa.

10 En las últimas dos semanas, fuimos objeto de nuevas amenazas de muerte y nuestras cuentas de correo fueron saboteadas, perdiéndose buena parte de nuestra información.

El ataque se produce en momentos en que nuevamente como colombianos, y periodistas, le apostamos a la democracia; entendiendo que nuestro papel como comunicadores es contar lo que sucede en este país, por eso lanzamos la campaña histórica de recolección de fondos de televidentes para nuestro programa.

Sin embargo, el mismo día fui objeto de amenazas de muerte, e inmediatamente, una campaña de desprestigio y propaganda negra se desato en nuestra contra en las redes sociales. Situación que me indica que las condiciones para un pronto regreso no existen, y que mi equipo de trabajo en Colombia está bajo grave riesgo, y que si algo llegare a sucederles las autoridades tendrán que responder.

Queridos amigos de CONTRAVIA: muchas gracias por su apoyo, y en alerta por los embates de los intolerantes, los que no quieren un debate desente y democrático en Colombia.

Porque tenemos memoria, seguiremos en Contravía…

Comentarios en Disqus

Más Noticias

Etiquetas

Premios al Programa Contravía

Grupos sociales

Territorios

Amenazas a la Democracia

Protagonistas

- Hollman Morris

Género periodístico

Temas claves

- Libertad de expresión
Contáctenos

Fundación Contravía: Calle 79B 7-60 Bogotá D.C. 11001. Colombia
Tel: (+57 1) 3170934 Fax: (+57 1) 3170934 | Escríbanos

Correo | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0 |